log in

Home Menu Item

Noticias Cantera

Soler, el talento que llega al Movistar Team: “Tengo ganas de empezar”


866_gorla-Soler

A partir del próximo 1 de enero Marc Soler se convertirá en el 34º ciclista profesional forjado en el equipo Lizarte. Desde esa fecha, el de Vilanova pondrá fin a tres campañas como rosa y pasará a engrosar las filas del Movistar Team, un salto más que merecido después de anotarse seis victorias en 2014, culmen a su intenso periodo en amateurs siempre a las órdenes de Manolo Azcona.

El balance de su etapa en Lizarte es francamente bueno: "Han sido tres años increíbles para mí, todos los miembros del equipo me han tratado muy bien y desde el primer día he estado muy a gusto, como en casa. Especialmente, quiero dar las gracias a Manolo porque confió en mí cuando era juvenil y estos años he aprendido mucho a su lado".

El WorldTour será su nuevo campo de batalla: "Tengo ganas de empezar esta nueva etapa en Movistar Team, donde todo va a ser nuevo, aunque ya he tenido un primer contacto con algunos corredores. He conocido a Nairo, Valverde o Erviti, además de Dayer con el que he mantenido contacto todo este año, y todos parecen gente cercana y accesible".

Soler revela cómo llegó al conjunto navarro: "De cadetes en el Velosprint me fui al Mollet el primer año de junior y al Huesca La Magia el segundo año, en el que logré seis victorias y fui convocado con la selección española para correr dos pruebas amateurs. Pude haber ganado más, pero en esa época corría muy a lo loco, me sentía fuerte respecto al resto y derrochaba muchas fuerzas. Aún así, para el paso a sub-23 sólo tuve dos propuestas y lo que me convenció para venir a Lizarte fue estar en un equipo puntero y poder hacer todo el calendario vasco".

La calidad del catalán quedó patente desde la primera aproximación a su nueva escuadra: "Me llevé una grata sorpresa al llegar a la primera concentración y ver que podía seguir en los puertos a Higinio, a Pedrero... corredores que habían hecho ya grandes cosas. De hecho, ese invierno no me acababa de ver bien y estaba sopesando cambiar de preparador. El primer año de sub-23 me gustó y aprendí muchísimo trabajando para la gente más mayor en casi todas las carreras, salvo en Amorebieta y una o dos más que pude disputar. Me tocó estar muchas veces al frente del pelotón tirando para los compañeros, una labor que no me importa realizar".

El año siguiente el nombre de Marc Soler comenzó a resonar con fuerza en el pelotón: "En 2013 tuve más libertad para estar en las escapadas y creo que subí otro escalón físicamente. Después de intentarlo en Navarra, en Bidasoa y otras muchos sitios, también de estar cerca de levantar los brazos en Soraluze o Estella, vencer la etapa de Palencia fue la recompensa a todos esos días en los que el pelotón me acababa pillando". A final de temporada, su enorme combatividad llamó la atención de otros conjuntos: "Tuve varias ofertas pero Manolo rápidamente me convenció para que me quedara en Lizarte y además supe que Movistar Team me estaba haciendo un seguimiento, por lo que no dudé en continuar y 'jugármela' a que ese interés fuera a más, aunque era una posibilidad que veía muy, muy lejana y no quería hacerme excesivas ilusiones".

"Por todo esto me tomé el invierno muy en serio y con el punto que da el ciclocross comencé la temporada 2014 encontrándome fenomenal. Todos los entrenos y horas dedicadas a la bici tuvieron el premio de ganar cuatro carreras casi seguidas, pero no sólo me quedo con esas victorias. Por ejemplo, el 7º puesto en el Valenciaga, donde me ví de tú a tú con los mejores élites de España, fue un gran momento". Soler era ya una de las grandes sensaciones en aficionados: "Ese comienzo tan bueno hizo que los rivales cada vez me marcaran más y fuera más complicado conseguir triunfos, pero tanto en Bidasoa como en Zamora aproveché que no estaba metido en la general para librar la vigilancia. El bronce en el Nacional de crono fue otro logro destacado aunque me quedó la espinita de la ruta, en la que tuve problemas estomacales cuando tenía muy buenas sensaciones".

En el verano, el barcelonés apenas defendió sus colores por la llamada de la selección: "Entre unas cosas y otras en el verano casi no competí con el equipo. Primero preparé el Porvenir, en el que me impresionó el nivel que había, y luego el Mundial, en el que creo que estuve algo mejor y me pude dejar ver en la penúltima vuelta".

Ficha y palmarés completo

Fuente: Prensa Lizarte






El paso más importante de Iván Cortina


paso-importante
Foto: M. ZUAZUBISKAR

-El gijonés firmará el próximo mes su contrato con el Etixx, filial del belga Omega Pharma

lne.es / J. J. | 16.10.2014 | El joven y prometedor ciclista gijonés Iván Cortina inicio ayer los entrenamientos de la que según sus propias palabras será "la temporada en la que sepa si voy a ser corredor profesional o no". Iván acaba de apalabrar su fichaje por el Etixx, el equipo filial del Omega Pharma, conjunto que viene siguiendo muy de cerca la evolución del ciclista y en el que se considera que ya ha llegado el momento de incorporarlo a sus filas. "Hemos llegado a un acuerdo de palabra pero todavía está sin firmar, supongo que lo haré el próximo mes coincidiendo con la primera concentración del equipo que será en la República Checa", indica Iván al poco de bajarse de la bicicleta después de tres semanas de vacaciones.

Iván, como la mayoría de ciclistas gijoneses, se inicio en la Escuela de Las Mestas a las órdenes de Chus Rodrigo, un técnico especialista en trabajar con los jóvenes. "No se que tiene, pero ve muy bien quien puede salir ciclista y quien no. Además no se queda con los resultados, va más allá, piensa en el futuro de los ciclistas que tiene a sus órdenes" indica Cortina. Su tarjeta de visita a nivel nacional la presentó el año 2012 cuando quedó campeón de España de fondo en carretera en la categoría juvenil lo que le llevó a disputar el Campeonato del Mundo. El seleccionador de ese año había sido Chechu Rubiera que se convirtió en su principal consejero. "Mantengo muy buenas relaciones con él y siempre me da buenos consejos, además somos casi vecinos", recuerda.

Sus éxitos con Las Mestas le llevaron a fichar por la Fundación Euskadi con la que hizo su debut en la categoría sub-23 y ahora, a los 19 años recién cumplidos, entra en la agenda de uno de los equipos más fuertes del mundo.

Por el momento no sabe que planes tiene pare él su nuevo equipo pero se inclina porque "probablemente corra las clásicas", algo que le ilusiona y le gusta, si bien reconoce que todavía no ha disputado ninguna. Se define a si mismo como "más rodador que escalador sobre todo por mi estatura y mi peso". Todo le está pasando bastante rápido pero mantiene los pies en el suelo y frena la euforia de quienes le señalan como el sucesor de Dani Navarro o Samuel Sánchez, "es muy pronto para saber eso, aunque desde luego que me gustaría", reconoce.

Hasta ahora ha compaginado el ciclismo con los estudios, ha finalizado un módulo de electricidad, "pero a partir de ahora los entrenamientos serán más exigentes así que este año me dedicaré sólo a perfeccionar el inglés, para estudiar siempre hay tiempo pero el ciclismo sólo son unos pocos años", reflexiona.

Fuente: lne.es

Marc Soler: “Estoy muy agradecido al equipo Lizarte y a Manolo Azcona”


marc-soler-ponferrada

Marc Soler se despidió de la categoría amateur y del que ha sido su equipo en sus tres temporadas como sub-23 esta semana en el Mundial de Ponferrada, donde disputó la prueba de fondo representando a España. La próxima temporada correrá con el Movistar Team en la división de oro del ciclismo mundial. Accede a la elite del ciclismo con 21 años, algo que sólo unos pocos –muy pocos– tienen la oportunidad de conseguir en el ciclismo español.

El ciclista catalán llegó al equipo Lizarte en su primer año como elite sub-23, en la temporada 2012, procedente del Huesca La Magia junior. Los tres años en esta categoría los ha corrido en el conjunto navarro.

En el momento del adiós, Marc tiene palabras de agradecimiento al que ha sido su equipo y su rampa de lanzamiento a la máxima categoría. “Han sido tres temporadas inolvidables para mí. Estoy tremendamente agradecido al equipo, a los compañeros, a la empresa Lizarte y sobre sobre todo a mi director Manolo Azcona, porque se han volcado conmigo. He estado muy a gusto. Han tenido un trato de diez conmigo y nunca me ha faltado de nada. Gracias a ellos y a todos los equipos por los que he pasado en las categorías inferiores, he podido llegar hasta aquí".

“La experiencia del mundial me ha gustado mucho”

La prueba de fondo del Campeonato del Mundo, el pasado viernes 26, su última carrera como amateur. Se clasificó en el puesto 66 y se dejó ver en un decidido ataque en la penúltima vuelta. No prosperó, pero le hizo terminar la prueba “satisfecho de haberlo dado todo”.

“Tuve muy buenas sensaciones en este mundial. Iba motivado, ya que en las últimas carreras me encontré muy bien. En la salida tuve muchos nervios, pero una vez empezó la prueba, desaparecieron”, comenta Marc.

“Estuve muy concentrado durante toda la carrera para mantener las posiciones delanteras del pelotón ya que Australia marcaba el ritmo, pero todo el rato había selecciones que se querían poner detrás de ellos y eso hacía que costara mantener la posición. Al tener buenas sensaciones, quise probarlo en la penúltima vuelta. A la selección de Australia sólo le quedaba tres corredores y pensé que los compañeros con los que me fui pasarían al relevo para abrir hueco, pero no fue así”, continúa el catalán.

“En la última vuelta, en la subida tendida, se puso un ritmo fuerte y ya no pude recuperarme del esfuerzo por el ritmo y los kilómetros. Coloqué a Benito en las posiciones cabeceras y ya en la subida no pude más y me descolgué”, añade.

“La experiencia del mundial me ha gustado mucho. Es una carrera diferente, de un solo día y muy importante, en la que hay muchos nervios y mucha tensión durante toda la prueba, al jugarse tanto”, concluye el de Vilanova i La Geltrú.

Declaraciones Marc Soler tras el Campeonato del Mundo de Ponferrada, categoría sub-23 {youtube}5QdkA8PF-fc{/youtube}








Marc Soler: “El objetivo es darlo todo y hacerlo lo mejor posible”


marcsoler-bidasoa

Marc Soler (22-11-93), corredor del equipo Lizarte, es el más joven de la sexteta que representará a España en la categoría sub-23 en los próximos Campeonatos del Mundo de Ponferrada, la próxima semana.

Pese a su juventud, el catalán es uno de los incondicionales de la selección de Pascual Momparler en las últimas citas internacionales. “Un mes antes de empezar el Tour de l'Avenir me llamó el seleccionador para que supiera que estaba seleccionado para ir. Fui a prepararlo en altura a Andorra y cogí un buen punto de forma para afrontar la prueba francesa”, comenta Marc.

“Una semana antes de l'Avenir, el seleccionador me avisó de que si iba bien tenía posibilidades de ir al mundial, el cual lo iríamos a preparar a Sierra Nevada. Después de tantas horas de preparación, la ronda francesa no me fue todo lo bien que hubiera querido, pero tampoco mal”, dice Soler, que terminó 51º en la general.

El de Vilanova i La Geltrú se concentró en Sierra Nevada junto a seis compañeros más, “los cuales teníamos que ganarnos el puesto, ya que sólo había cinco plazas”, añade.

“En la concentración tuve muy buenas sensaciones. Contribuyó a ello el ritmo de l'Avenir y pude ganar una de las plazas disponibles. Al saber que iría me puse muy contento, con muchas ganas de hacerlo bien y ayudar a las compañeros para que salga un buen mundial, ya que es el primer mundial que voy a correr”, comenta.

Sobre el circuito mundialista, comenta que “es bastante duro y sobre todo las últimas vueltas se harán duras, ya que los kilómetros y el ritmo pesarán en las piernas”. Sobre sus posibilidades y objetivos, se muestra cauto. “Hay mucha calidad y una carrera de un día depende de muchos factores. El objetivo es darlo todo y hacerlo lo mejor posible”, concluye el ciclista que correrá las tres próximas temporadas en la elite profesional con el Movistar Team de Valverde y Quintana.

Prensa KEC Pro Sport
Foto: Archivo Equipo Lizarte








Marc Soler: “Aún no acabo de creérmelo”


Marc Soler

Para Marc Soler, llegar a la elite del profesionalismo en un equipo de la categoría del Movistar “es un sueño hecho realidad que debo aprovechar al máximo. Me siento muy agradecido porque han pensado en mí y por la oportunidad que me están ofreciendo”.

A sus 20 años (22-11-93), el espigado ciclista catalán (1,86 cm y 63 kilos), se siente un privilegiado. “Hay muchos compañeros del pelotón que luchan por este sueño y sin ninguna duda me siento un privilegiado. Los resultados y el trabajo con los compañeros del equipo Lizarte me han acompañado y han hecho el camino más fácil. Aún no acabo de creérmelo. Es un paso muy importante, pero soy consciente de que me queda mucho por recorrer”.

Marc supo del interés de Movistar desde principio de temporada a través de su director en el equipo Lizarte. “Manolo Azcona me comentó el interés del equipo. A medida que ha ido pasando la temporada, con la ayuda de Manolo y de mi manager de Kec Pro Sport, Ángel Edo, se han ido manteniendo conversaciones hasta que se ha podido producir el fichaje”.

Pese a su juventud, al ciclista de Vilanoa i la Geltrú no le asusta el salto de categoría. “Me siento preparado, aunque sé que me queda mucho por aprender. Tengo mucha ilusión y a la vez un gran respeto por la nueva categoría, los nuevos compañeros, el equipo… Desde fuera se ve una estructura muy grande y el desconocimiento de cómo funciona me hace que lo mire todo con prudencia, pero con las ganas de vivir esta nueva experiencia”, dice.

Cuando se le pregunta qué siente ante el hecho de compartir equipo con ciclistas de la talla de Valverde y Quintana, reconoce que la idea le impone. “Son dos grandes corredores a los tengo como referencia y ahora podré compartir vivencias con ellos. Aunque no sólo con ellos, porque Movistar es un gran equipo y está lleno de grandes corredores. Espero encajar bien y aportar mi granito de arena”.

Marc Soler se define como un ciclista que “me defiendo bien en todos los terrenos, aunque en las llegadas masivas me mantengo un poco al margen porque me dan respeto”.

Sobre sus aspiraciones, dice que “de momento me centro en terminar la temporada aportando mi trabajo al equipo Lizarte y viviendo y disfrutando este gran momento con tranquilidad”.

Y sobre sus sueños, recuerda que “al principio de la temporada, en un video que grabaron en el equipo, dije que me gustaría correr un Tour de Francia; ahora estoy un pasito más cerca de conseguirlo”.

De sus conversaciones con Eusebio Unzue, manager general de su próximo equipo, revela poco. “He hablado con él en varias ocasiones. De momento no sé cómo funcionara todo, pero me ha pedido que sea un serio y honesto profesional y me agradeció que hubiera confiado en Movistar”.

FICHA PERSONAL Y PALMARES

Foto: Archivo Equipo Lizarte